Cinco minutos



Hoy conocí a "Félix" (no es su verdadero nombre) en un hospital. Estaba sentado leyendo un libro que era viejo y estaba forrado con plástico, cosa que me llamó la atención por dos razones: Se trataba de El Cantar de mio Cid... y rara vez veo a un joven leyendo un libro, mucho menos una obra de ese calibre.

Me senté a su lado y le pregunté qué leía. Me dijo el título y que era de su madre. Le pregunté si podíamos platicar después porque, al parecer, él ya se iba. Me dijo que sí, y le di mi e-mail.

Minutos después, Félix regresa, se sienta y me dice: "La curiosidad mató al gato". Le pregunté qué quería decir con eso. Me dijo, en resumen, que cuando tenía 12 años comenzó a tener relaciones sexuales con hombres, pero solo para experimentar. Ahora solo lo hacía con mujeres, y también tenía una novia.

Creo que Félix pensó que era gay porque lo abordé. El caso fue que le dije que no lo era y comenzamos a hablar de todo un poco. Me sorprendió que, enfrente de todos, me contara cosas de su sexualidad y sin conocerme. Me preguntó también si creía en Dios, a lo que respondí que sí.

Descubrí que era católico, pero también era muy libertino (¡Ya me había dado cuenta!). Creía que todo mundo era libre en cuanto al sexo y eso estaba bien.

Hablamos del rosario que llevaba puesto (Me explicó el simbolismo de los colores), de cómo asistía a la Iglesia Católica y eventos de ese tipo, de su familia (Padres divorciados; mamá conservadora; padre político y ausente), de libros, en fin, de todo un poco. Fueron 20 minutos muy entretenidos.

Me habló de que estudiaba Geriatría, porque su abuelo fue muy bueno con él y lo admiraba. Murió a los 95 años y lo extrañaba.

Félix estaba en ese lugar por algo no muy grato: Se estaba haciendo la prueba del VIH. A pesar de que hablaba con seguridad, yo lo notaba un poco nervioso... y no era para menos.

Entonces hice "mi jugada".

Félix traía puesta una camiseta verde con una marca de cerveza. Le pedí que de favor me nombrara diez marcas de cerveza, cosa que hizo sin ningún problema.

Después le pedí que hiciera algo más difícil: Que me nombrara los Diez Mandamientos. Puso una cara de asombro que me dio risa.

--¡Pensé que no eras creyente!

--Te dije anteriormente que sí creía en Dios.

--¿Crees en Cristo y en la Virgen?

--Creo en Cristo y creo que vino por una virgen.

No me puse a discutir puntos católicos vs. evangélicos porque había un mensaje más importante que debía darle.

--Si quieres te digo los Diez Mandamientos.

--A ver, dímelos.

--No tendrás dioses ajenos a Mí. O sea, que hay dioses falsos.

--Así es.

--No te harás imagen de nada de lo que esté en cielo, ni en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ella ni las honrarás.

Félix puso una cara de que nunca había oído tal cosa. Y es que el Catolicismo históricamente ha borrado, literalmente, el segundo mandamiento y el último lo convirtió en dos.

--Si quieres, lee Éxodo 20.

--Está bien.

Entonces le dije uno por uno todos los mandamientos. Y le dije que el adulterio también aplicaba cuando miraba con lujuria a una mujer al pasar.

--¿Sólo con eso adulteramos?

--Jesús dijo: "Si alguno mira a una mujer con lujuria ya adulteró con ella en su corazón".

Vi la verdad en los ojos de Félix: Había comprendido que tener sexo con cualquiera estaba mal. Él mismo me dijo que su "libertad sexual" era libertinaje.

--Y esa libertad sexual ahora te ha esclavizado. Has llenado tu vida con sexo en lugar de llenarla de Dios. Ahora estás aquí con el temor de tener el VIH.

Félix quedó mudo. Solo asintió con la cabeza. La realidad de las cosas había llegado a su vida. ¿Y ahora qué haría?

Le presenté brevemente el plan de salvación de Dios (porque debía irse): Debía arrepentirse del pecado y no volverlo a hacer y llegar a Dios solamente por Cristo.

Lo más sorprendente es que el modo de ver las cosas de este joven cambió ¡en cinco minutos! Agradezco a Dios porque lo conocí.

Intercambiamos correos y teléfonos. Desea seguir platicando conmigo. Con el favor de Dios, hablaré con Félix nuevamente.

Por favor, oren por él.


Atte.
Alexis "El Broder" Rodríguez

P.D. Gracias a Dios, Félix salió "negativo" en la prueba del VIH.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El Pastor de Japón vs. Los animes del mal

Mi Top Animes favoritos